Aptitud

Ejercicios para los ancianos que están en silla de ruedas

Ejercicios para los ancianos que están en silla de ruedas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El ejercicio ayuda a las personas mayores a mantener la independencia.

Jupiterimages / Stockbyte / Getty Images

Usar una silla de ruedas no disminuye la necesidad o los beneficios del ejercicio físico. Los adultos mayores que hacen entrenamiento cardiovascular y de resistencia pueden experimentar mejoras en el estado de ánimo y el bienestar psicológico, la salud cardiovascular y la fuerza y ​​resistencia muscular. Además, un estilo de vida activo puede ayudar a las personas mayores a mantener la independencia. Los adultos mayores deben consultar con su médico antes de comenzar un programa de ejercicios para determinar la frecuencia y el nivel de esfuerzo adecuados.

Fortalecer los hombros

Los aumentos frontales construyen los hombros y aumentan la fuerza de la parte superior del cuerpo. Los hombros fuertes alivian el desafío de levantar objetos por encima de la cabeza o realizar tareas cotidianas, como estirarse para sacar algo de un mostrador. Sostenga un peso ligero en cada mano. Estire la espalda y presiónela firmemente contra la parte posterior de la silla de ruedas. Descansa tus manos sobre tus piernas. Estire los brazos, sin bloquear los codos. Apunte sus nudillos hacia adelante y estire sus muñecas. Levante las pesas frente a sus hombros, paralelas al piso. Baje y pare antes de que sus manos toquen sus piernas. Repita de 12 a 15 veces, deteniéndose cuando sus hombros se cansen.

Hacer el levantamiento más fácil

Los rizos de bíceps fortalecen la parte frontal superior de los brazos. Los bíceps fuertes hacen que sea más fácil sostener objetos, mover elementos y realizar actividades de la vida diaria, como vestirse y arreglarse. Sostenga un peso ligero en cada mano, siéntese derecho y presione la espalda contra la silla. Aprieta los músculos del estómago. Cuelgue los brazos a los lados de su silla y gire las manos hacia adelante. Levante las pesas sobre sus hombros, haga una pausa, luego bájelas y repita. Completa de ocho a 15 repeticiones, deteniéndote cuando el bíceps se fatiga.

Aumenta tu ritmo cardíaco

Lanzar algunos golpes aéreos puede proporcionar un beneficio físico y emocional. Este ejercicio cardiovascular eleva su ritmo cardíaco, aumenta la circulación y hace sudar. El ejercicio también puede eliminar el estrés, una forma de aliviar la frustración o la tensión. Siéntate derecho en tu silla, presiona la espalda contra la almohadilla y aprieta los músculos del estómago. Dobla los brazos 90 grados y levanta los codos a los lados. Endereza tus muñecas. Golpee su brazo derecho sobre su cuerpo y regréselo a la posición inicial. Luego golpee su brazo izquierdo sobre su cuerpo y regréselo a la posición inicial. Continúa alternando y acelera después de dominar la forma. Continúe este patrón hasta que se canse, generalmente de 20 a 60 segundos. Deténgase y tome un descanso entre golpes, si es necesario.

Picarlo

Las chuletas de madera fortalecen los músculos centrales y de los brazos. Fortalecer la sección media es importante para alguien que usa una silla de ruedas, especialmente porque sentarse puede afectar la parte baja de la espalda y los músculos del estómago. Este ejercicio desarrolla el músculo abdominal, reduciendo el riesgo de una mala postura o debilidad abdominal. Sostenga un peso ligero con ambas manos. Siéntate derecho y presiona tu espalda contra la silla. Aprieta los músculos abdominales y relaja los hombros. Estire los brazos, luego doble los codos ligeramente. Levante el peso sobre su hombro derecho. Baje el peso hacia el lado izquierdo de su cadera izquierda, fuera de su silla. Haga esto mientras mantiene los hombros y las caderas al cuadrado hacia adelante. Levanta el peso sobre tu hombro derecho y completa de 8 a 15 repeticiones, deteniéndote cuando tus abdominales y brazos se fatigan. Descansa los brazos por un momento, luego haz de ocho a 15 repeticiones en tu otro lado.